Al momento
Inicio » Chiapas » ¿A quién beneficia el Banco del Bienestar?

¿A quién beneficia el Banco del Bienestar?

COMUNICADO #Opinión por Ingrid Estrada 25 de Febrero del 2021. Es un gusto presentarte una vez más mi opinión de la semana, espero que en la hora y lugar que puedas leerme, puedas realizar tu análisis y dejarme tu comentario sobre uno de los temas que se destacaron en la entidad recientemente, pues me pregunto si en realidad los Bancos del Bienestar son un buen proyecto para ayudar a la población, ¿Cuál es el verdadero objetivo? Como se sabe el Banco del Bienestar es uno de los tantos proyectos fallidos de la 4T, pero son, al final de cuentas, una clave del actual gobierno para garantizar su permanencia en el poder para el 2024, uno de los fines políticos del presidente Andrés Manuel López Obrador. Este programa social se parece a otros cuyo objetivo es repartir dinero a las sectores más desprotegidos y a quienes, supuestamente, les llegaban los apoyos con piquete de ojo en administraciones pasadas.  Pero este remedio también ha fallado porque miles de “beneficiados” no pueden hacer uso del banco, la mayoría de sus sucursales están cerradas, muchas otros no se construyeron y, en casos peores, una buena parte de beneficiarios tiene que retirar los apoyos monetarios en el Banco Azteca, luego de un acuerdo firmado entre el Gobierno Federal y el dueño de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, quien incrementó su fortuna en cuatro mil millones de dólares (en 2019, según la “Lista de Multimillonarios” de la revista Forbes). Entonces ¿a quién benefician estos apoyos realmente? A los ricos que cada vez se están haciendo más millonarios, mientras que el pobre está intentando sobrevivir ante la crisis económica tras la pandemia, que ha traído pobreza, miseria y desigualdad. Chiapas es una de las entidades que ha salido mal calificada en las últimas encuestas y estudios económicos, pues tiene tazas muy altas de desempleo, pobreza alimentaria, rezago educativo, deserción escolar y altos índices de pobreza extrema. Hace unos días escuché la noticia de que en la entidad se construirán un total de 199 sucursales del Banco del Bienestar en los pueblos y comunidades, incluso en los lugares más alejados, en donde se pretende que para 2022 ya se puedan cobrar al 100 por ciento las becas de educación básica y educación media superior; “Jóvenes Construyendo el Futuro” y “La Escuela es Nuestra”; además de las pensiones para las personas con discapacidad y adultos mayores, “Sembrando Vida”, los programas de reconstrucción de vivienda y mejoramiento urbano y préstamos que otorgará el gobierno a comerciantes.  Tomando en cuenta los datos del mismo gobierno estatal, actualmente hay 11 mil personas beneficiarias de programas federales, que cobran por medio de Banco Azteca o por medio de seis sucursales validadas, aunque se menciona que ya hay 26 bancos terminados  (muchos sin funcionar), 69 en proceso de construcción y  se espera concluir 199 en este año. Ante esta a celebrada noticia, el Gobierno olvida las condiciones de pobreza en que viven los pobladores de cientos de municipios en el estado y cuyos ingresos resultan muy bajos, pues se tiene a un número muy reducido en estos programas. Tomando en cuenta los mismos datos, solo tenemos 0.1 por ciento de la población chiapaneca que cuenta con un apoyo gubernamental, ¿para qué queremos tantos bancos en los que solo se desviaran recursos, que bien se pudieran utilizar para ayudar a las 3 millones 597 mil 944 personas que no alcanzan a adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral? La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 (ENIF), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indica que habitantes del sur son los que tienen menos posibilidades de abrir una cuenta bancaria, pues solo cuatro de cada diez personas disponen de una, y la mayoría la tienen para recibir los apoyos gubernamentales. En contradicción, el Gobierno Federal piensa gastar más de 208 millones 984 mil pesos en contratación de personal de bancos y personal para verificación de obras, que bien podrían destinarse en apoyos para los sectores más golpeados por la pandemia, entre ellos los estudiantes, quienes no piden infraestructura en bancos, sino mejores aulas, maestros, materiales escolares, equipos de cómputo, becas y apoyos para rescatar la producción de sus padres. Es obvio que las sucursales del Banco del Bienestar son unos de los tantos proyectos con los que AMLO pretende ganarse a la gente para que voten por la permanencia de MORENA en el 2024, porque  los datos actuales no hablan bien de él; por el contrario, evidencian la forma sucia con la que este hombre pretende permanecer en el poder, olvidándose de que hay sectores que cada día mueren sin que nadie pueda auxiliarlos, ya que detrás de ellos hay más que luchan por sobrevivir. Por eso pido a todos mis lectores que analicen la situación que actualmente enfrentamos, no se olviden de que los apoyos monetarios nada más van a paliar las dificultades por dos o tres días, pero nuestra condición de pobres seguirá igual. Nuestra decisión en las urnas, sin compra de voto de por medio, posiblemente logrará combatir el rezago en el que ahora nos vemos sumergidos.
A %d blogueros les gusta esto: