Al momento
Inicio » Chiapas » BUENOS HÁBITOS ALIMENTICIOS Y EJERCICIO PREVIENEN INFARTOS CARDIACOS: IMSS

BUENOS HÁBITOS ALIMENTICIOS Y EJERCICIO PREVIENEN INFARTOS CARDIACOS: IMSS

16 de Septiembre del 2020. Llevar a cabo acciones preventivas tales como adoptar buenos hábitos alimenticios, control del peso, una rutina de ejercicio diario, detectar a tiempo la diabetes y la hipertensión, son indispensables para prevenir infartos y padecimientos cardíacos, aseveró Tania Leticia Diestel Bautista, especialista en Cardiología del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tapachula. Amplió que aproximadamente 85 por ciento de las personas que sufren un infarto o padecen enfermedades cardiovasculares no realizan ningún tipo de actividad física, y su promedio de edad oscila entre 40 y 50 años de edad, destacando que la edad y estado físico no son impedimento para comenzar a ejercitarse.  Por lo que aconsejó que los adultos que han sido sedentarios durante varios años y decidan hacer ejercicio de alto impacto, deben someterse preferentemente a un examen médico para determinar si no existe contraindicación o si requieren de algún estudio o cuidado especial. Recomendó la práctica de ejercicios consistentes en movimientos suaves que abarcan grandes masas musculares, permitiendo el correcto equilibrio entre el oxígeno disponible y su utilización, por lo que también se denominan aeróbicos, tales como la caminata, el trote suave, utilizar bicicleta y la natación. Advirtió que el ejercicio no dosificado, y peor aún no indicado, puede ser peligroso en personas enfermas del corazón, con diagnóstico de asma, obstrucción de arterias de las piernas o bien, con diabetes o exceso de obesidad. Estas personas deberán practicar ejercicio bajo vigilancia médica. Realizar actividad física es factor determinante para mantener el peso adecuado para la estatura y conservar la salud, deseos de trabajar, estudiar y además sentirse muy bien consigo mismo. Diestel Bautista hizo una invitación a la población derechohabiente a acudir periódicamente a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de adscripción con el médico familiar o a los consultorios de PrevenIMSS para hacerse una revisión del estado general de salud, por lo menos una vez al año, y después de los 50 años de edad cada seis meses, para valorar los niveles de colesterol, glucosa y presión arterial, entre otros.
A %d blogueros les gusta esto: