Al momento
Inicio » Columnas » FALSO QUE MEJORE LA SALUD EN CHIAPAS, TODO ES ESTRATEGIA PARA EL 2021

FALSO QUE MEJORE LA SALUD EN CHIAPAS, TODO ES ESTRATEGIA PARA EL 2021

POR Ingrid Estrada “La presencia del Subsecretario de Salud a nuestro estado, trajo consigo grandes e importantes avances para el gobierno de Chiapas”; este es, sin duda, el significado que la cuarta transformación le quiso imprimir a la mencionada visita, pues no olvidemos que la entidad ofrece a Andrés Manuel López Obrador su segundo hogar por tierras palencanas. Hoy, después de muchos días de oscuridad y desgracias, con la llegada de Hugo López-Gatell Ramírez, por arte de magia, Chiapas pasa de semáforo rojo a naranja. Cuando escucho tal anuncio nacional, me pregunto si estos datos son reales, pues conforme a los últimos informes, desafortunadamente reportamos altos números de letalidad, el caso más alarmante se encuentra en Chiapas, en donde los reportes señalan que se han presentado 124 contagios en las últimas dos semanas, y en ese mismo lapso se han registrado 87 defunciones, lo cual ubica a esta entidad en una letalidad de 70.2 por ciento; esto me hace pensar que es una irresponsabilidad de parte de las autoridades prestarse a difundir tan delicada información, ya que si lo comparamos con la realidad, no se corresponde con el verdadero riesgo al que estamos expuestos todos los chiapanecos. Las elecciones se acercan y la llamada “Esperanza de México” no pierde su tiempo, pues han comenzado a reaccionar y busca por doquier cualquier oportunidad que se les pueda presentar para elevar su popularidad: se han encontrado a desparecidos por otras administraciones pasadas; se detienen a políticos que le robaron al país y que antes no eran detenidos porque estaban protegidos; se fabrican delitos a líderes sociales que no comparten la ideología de la 4T; y hoy, por obra divina, la pandemia está ya controlada. Durante el confinamiento por el Coronavirus a las familias las dejaron en el abandono, sin trabajo, sin alimento, sin seguridad y sin salud; acciones equivocadas del gobierno que llevó al país a tener al menos 16 millones de mexicanos que habrían caído en pobreza extrema por ingresos entre los meses de febrero y mayo de 2020, debido a la pérdida de empleos y los consiguientes ingresos que se han registrado por el paro de la economía a consecuencia de las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias ante la pandemia del COVID-19, pues los apoyos no llegaron a muchas zonas o si se obtuvieron algunos, éstos fueron entregados de manera selectiva. No olvidemos tampoco que cuando inició este resguardo miles de mexicanos alzaron la voz pidiendo apoyo en alimentos y dinero en efectivo, porque se habían quedado sin empleo y debían pagar agua, luz, renta, transporte, gastos de educación y salud; pero no se logró mucho, solo un sin fin de conferencias supuestamente para informar a México y que al final se dio por fracasado el plan por inconsistencias con los datos de los estados. Y ¿cómo no se iban a dar esas contradicciones, si mucha gente no acude a los hospitales Covid por miedo a morirse por falta de medicamentos, falta de espacios y de pruebas suficientes? ¿Cómo no iba a haber inconsistencias si -como dijera hace algunos meses el primer médico chiapaneco que desde San Cristóbal de las Casas denunció-, que “en Chiapas puro Paracetamol” daba el Seguro si bien le iba al paciente? ¿Cómo no iba a haber diferencia de datos si nada más se informaba de los casos positivos que los hospitales recibía, pero nunca se hizo un estudio casa por casa de las personas que podrían estar en riesgo? En la capital del estado, hace algunos días, médicos, enfermeras y personal voluntario comenzaron a realizar visitas a domicilio realizando encuestas para conocer qué familias tuvieron o tienen algún enfermo sin reportar; ¡gran casualidad! después de cuatro meses de pandemia, hay presencia del gobierno federal ¡y que el semáforo cambia de color! ¡justo en la tierra donde la gente no permite las fumigaciones ni las medidas de sanitización ni las vacunas para los niños! No olvidemos que se acercan las elecciones y que seguramente esta también es una estrategia para recordarle al pueblo por qué y por quién deben votar para el 2021. No hay que ser adivino, pues tampoco debemos dejar a un lado que en algunos municipios se han estado entregando despensas con la consigna “el presidente de la república esta preocupado por su pueblo”, yo diría, AMLO está preocupado por no perder el poder y ha recurrido a las tácticas del viejo PRI, sus verdaderos maestros y creadores, para atraer la atención de los mexicanos. Creo, pues, que muchos chiapanecos nos hemos dado cuenta de las malas acciones, de las falsas promesas y de las acciones mal intencionados del partido en el poder. En Chiapas no tan fácil nos dejaremos engañar, no olvidamos las promesas, como tampoco las traiciones; por eso compañeros y amigos, debemos seguir firmes en la idea de crear aquella fuerza social que ayude en serio a los mexicanos a salir de la pobreza y marginación, y hacerle ver a quienes aún creen que en algún momento este gobierno hará lo correcto, que esto no pasará, pues es otro lobo vestido de oveja blanca que viene a seguirle robando descaradamente a México. Debemos seguir uniendo brazos dispuestos, que impulsen una nueva fuerza política y un nuevo gobierno que brinde verdaderos apoyos a la salud, la educación y la seguridad, que cree empleos bien remunerados para que la gente pueda construir una vida más digna. Eso lo lograremos luchando, concientizando y trabajando por ver un verdadero país más justo y con una distribución más equitativa de las riquezas.
A %d blogueros les gusta esto: