Al momento
Inicio » Columnas » Lea la #Columba de Carlos César Nuñez «Eduardo Martínez Jaimes, un peligro en tránsito municipal»

Lea la #Columba de Carlos César Nuñez «Eduardo Martínez Jaimes, un peligro en tránsito municipal»

Buenos días Chiapas… Varios medios de comunicación y decenas de agentes Ministeriales de Reynosa, Tamaulipas, no pueden estar equivocados. Así que las mujeres que laboran como agentes de Tránsito, automovilistas y en general la ciudadanía de Tuxtla Gutiérrez, podrían estar en peligro por la presencia de un presunto violador en las oficinas de la Dirección de Tránsito Municipal. En junio del 2014, corrió como reguero de pólvora en los medios de comunicación de Reynosa, Tamaulipas, la noticia relacionada con la presunta violación de una mujer policía en el estado de Durango, acusando al Teniente Coronel Eduardo Martínez Jaimes, entonces subdirector del Centro Regional de Adiestramiento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); el mismo que ahora usurpa el puesto de subdirector de Tránsito Municipal en Tuxtla Gutiérrez, cargo que no existe. Con el propósito de capacitar a 250 elementos de la Policía Ministerial de Tamaulipas, entre ellos 12 mujeres, fueron enviados al Centro Regional de Adiestramiento de la SEDENA en el municipio El Salto, Durango, donde una de las policías habría sido víctima de abuso sexual; además de que existen 4 personas más que habrían sufrido acoso sexual durante el citado curso por el mismo presunto violador. “12 mujeres descansan ya en el área de dormitorios. Un superior manda traer a una de ellas. La obediencia es uno de los conceptos que rigen la vida militar así que ella se levanta de la cama y se dirige a la oficina. Una vez dentro, la puerta se cierra y comienza el acoso sexual que ella no acepta porque simplemente tiene ese derecho y no está escrito que las mujeres -en este caso concreto sean policías y militares- deban acatar la instrucción de beber una copa con un enfermo sexual. Así que no acepta. El juego sucio comienza. La rabia del rechazo le suelta el primer reclamo en un puñetazo. La levanta y empuja contra el escritorio. La somete tapándole la boca. Ella forcejea inútilmente. Este le arranca el pantalón, la desviste y le dice: `Te voy a co. . .´, Mientras, él la viola, la mayoría duerme en el Centro Regional de Adiestramiento de la SEDENA”, describe textualmente un portal de noticias de Reynosa. El director y el subdirector del centro de adiestramiento habrían amenazado a la violada diciéndole que: «O quitas la denuncia, o te suspenderemos y te quedas sin trabajo, tú tienes más que perder”. De hecho no sucedió nada porque Eduardo Martínez Jaimes, ahora se ostenta como subdirector de Tránsito Municipal de Tuxtla Gutiérrez, al lado de su compadre y Director de Tránsito Municipal, Mayor de Infantería retirado Óscar Graciano Martínez Gris, este último trata de Jefe al citado subdirector usurpador del puesto que no existe. La protección de Óscar Martínez Gris a “su jefe” Eduardo Martínez Jaimes, debería preocupar al alcalde Carlos Morales Vázquez, porque por omisión los dos funcionarios de Tránsito debieran estar fuera de la institución por el peligro que corren las mujeres policías de la corporación y los conductores de vehículos; así como toda la ciudadanía porque Martínez Jaimes en videos subidos a redes sociales demuestra su grado de agresividad en contra de los conductores, mismo que recientemente participó junto con sus elementos en la detención del conductor de una estaquitas al que bajaron a la fuerza de la unidad. Por mencionar uno de tantos casos. (Extraído del periódico Cuarto Poder).
A %d blogueros les gusta esto: