Al momento
Inicio » Columnas » Lea la columa En la Mira Héctor Estrada

Lea la columa En la Mira Héctor Estrada

Rosa y Marcelo consuman reelección inmoral en el Congreso de Chiapas Al estilo del mismísimo priismo y haciendo uso de una tramposa reforma legislativa orquestada por el Partido Verde durante la legislatura pasada, la bancada de Morena-PT en el Congreso de Chiapas consumó su reelección en la presidencia de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, ante una supuesta oposición servil que ha dejado de manifiesto que la aludida “transformación nacional” simplemente no ha llegado al legislativo estatal. A sólo unos días de que los mismo diputados salieran a “vanagloriarse” con las reformas que echaron atrás las modificaciones ordenadas por Manuel Velasco para permitir su reelección simulada, Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo y Marcelo Toledo Cruz orquestaron su propia reelección el cargo. No hubo mayor inconveniente o resistencia. Y es que, aunque actualmente la reelección dentro de los cargos directivos dentro del Congreso estatal no es ilegal, se trata de una maniobra posibilitada por una reforma inmoral realizada por el Partido Verde Ecologista de México hace exactamente tres años para hacer viable la reelección de Eduardo Ramírez Aguilar. Una reforma que causalmente Rosa Elizabeth y Marcelo decidieron dejar intacta. Los objetivos de Bonilla Hidalgo son evidentes. La presidenta reelecta tiene sus miras en la presidencia municipal de Comitán para las elecciones de 2021. Para ello ha comenzado a operar en aquel municipio mediante personajes como Maribel Ponce, denunciada hace sólo dos meses y medio debido a malos tratos y explotación laboral de personal al servicio de Rosa Elizabeth Bonilla. Lo grave del asunto es que dicha denuncia pública dejó abiertas las líneas de investigación sobre el uso de becas federales para pagar los “salarios” de las personas que trabajan como parte de su equipo de operación política. Los denunciantes aseguraron tener pruebas de los señalamientos y estar dispuestos a realizar las respectivas denuncias ante medios de comunicación y dependencias federales. Rosa Elizabeth sabe perfectamente que necesitaba de la presidencia de la Mesa Directiva por al menos un año más para afianzar las negociaciones rumbo a su siguiente escaño político. Sin embargo, aun falta un largo tramo por recorrer para 2021 y será interesante escudriñar las irregularidades ventiladas que bien podrían convertirse pronto en uno de sus mayores descalabros. Nada distinto sucede con Marcelo Toledo Cruz cuyas ambiciones están puestas en una posible diputación federal y, en una de esas, según quienes le llenan la cabeza de ideas aspiracionales, hasta contender por la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez. Para ello se ha relegido como responsable de los recursos financieros del Congreso de Chiapas, cuyas irregularidades podrían emanar muy pronto. Ambos personajes son, por mucho, el ejemplo fehaciente de la continuidad del autoritarismo y la corrupción dentro del Congreso estatal. Recurrir a las mismas prácticas de sus antecesores los convierte en la misma mafia que tanto ha señalado el movimiento encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Su avaricia no hace nada bien a los intentos por cambiar la percepción social sobre la política local y habrá que estar muy atentos de la anomalías que pronto puedan surgir sobre ellos… así las cosas.
A %d blogueros les gusta esto: