Al momento
Inicio » Chiapas » Indígenas aclaran versión de atentando contra policías

Indígenas aclaran versión de atentando contra policías

Soel Gomez

23 de agosto del 2019. San Cristóbal de Las Casas.- Autoridades de comunidades del Sector Santa Martha, municipio de Chenalhó, limítrofes con Aldama, se deslindaron del grupo armado que habrían despojado de sus armas y cartuchos a elementos de la Policía Estatal de Chiapas, cuando realizaban un patrullaje por un camino del municipio Chenalhó y Aldama, municipios que se disputan de manera añeja el limite de tierras.

En un escrito dirigido a la opinión publica lamentan el hecho, pero aseguraron que ellos tal y como se los ha indicado el presidente municipal Abraham Cruz, han mantenido la paz y tranquilidad, y han evitado a toda costa enfrentamientos, pues están a espera que las autoridades retomen el caos y se de una solución definitiva y resolutiva.

“Según notas periodísticas los hechos ocurrieron el jueves, cuando los elementos de la Policía Estatal patrullan entre San Pedro Cotzilnam y Cocó, municipio de Adama, en los límites con Chenalhó, donde en los últimos meses se reportaron emboscadas y constantes disparos de arma de fuego, per nosotros desconocemos”, refieren.

Aseguran que ellos como autoridades han demandado el patrullaje por la zona para evitar los conflictos con sus hermanos indígenas, y cada una de las situaciones que se han presentado, dan parte directa al presidente municipal, “pues ha mostrado interés porque nosotros estemos en paz y tranquilidad, pero ignoramos y nos deslindamos de esos grupos”.

Y es que ha circulado en medios de comunicación que fue un grupo de hombres que se cubría el rostro con pasamontañas, quien interceptó a la patrulla de la Policía Estatal, para exigirle al mando y a los agentes que entregaran las armas y los cartuchos.

Por último pidieron se hagan las investigaciones pertinentes y se llegue al fondo del tema, “porque nosotros queremos paz en nuestros municipios, queremos tranqullidad”.

Según los reportes informativos, el subinspector de la Policía Estatal, Julio César Santos Arroyo, le pidió a los agentes que no opusieran resistencia y entregaran las armas y los cartuchos, en tanto los hombres se llevaron cuatro fusiles Galil calibre 5.56 milímetros y un R-15, además tres pistolas de la marca Glock calibre .9 milímetros y una Pietro Bereta, decenas de cartuchos 5.56 y .9 milímetros.

A %d blogueros les gusta esto: