Al momento
Inicio » Columnas » Lea la columna; En la Mira de Hector Estrada

Lea la columna; En la Mira de Hector Estrada

Obra abandonada por Sabines y Velasco será para Guardia Nacional

01 de agosto del 2019. Una de las mayores evidencias físicas de la corrupción heredada por los gobierno de Juan Sabines Guerrero y Manuel Velasco Coello se convertirá pronto en la sede de la Guardia Nacional en la ciudad de San Cristóbal de las Casas. Se trata del proyecto para el Centro de Vacunología, cuyo inicio de operaciones nunca fue posible debido a una serie de irregularidades transexenales que hasta hoy siguen sin tener explicación.

El proyecto recibió el visto buenos desde 2008, durante la administración estatal de Juan Sabines Guerrero y el gobierno federal de Felipe Calderón Hinojosa. En ese entonces el ayuntamiento de San Cristóbal de las Casas autorizó la donación de un predio, bajo la escritura pública 13744, en el que se construiría el Hospital de las Culturas y el Centro de Vacunología.

La licitación de la última obra antes mencionada fue realizada en 2010 y ganada por la empresa Sashuju Constructora, S.A. de C.V. de Hugo Fonseca. Se trataba de un contrato de más de 13 millones de pesos que contemplaba el proyecto ejecutivo, la construcción y la instalación del mobiliario.

No obstante, las irregularidades en la entrega de los recursos y el inminente relevo sexenal terminaron aplazando la conclusión del proyecto más allá del gobierno de Sabines Guerrero. Ante la falta de los pagos contractuales la obra fue finalmente suspendida con un 93 por ciento de avance, según consta en declaraciones del propio empresario Hugo Fonseca.   

Quedó pendiente la colocación de la cancelería y unas instalaciones sanitarias (baños). Sin embargo, durante el gobierno de Velasco Coello la obra no volvió a recibir presupuesto para su conclusión. Pese a las constantes solicitudes de pago, al constructor se que quedó debiendo poco más de cuatro millones 200 mil pesos que el “gobierno verde” simplemente se negó a liquidar, sin mayor explicación.  

Así fue como el complejo quedó en el abandono absoluto. Lo que se convertiría el primer Centro de Vacunología para la región terminó a expensas del deterioro provocado por el tiempo y la indiferencia de las autoridades, con un presupuesto asignado, etiquetado y entregado a las arcas estatales cuyo destino nunca fue esclarecido. 

Para su rescate aparecieron innumerables propuestas, como la presentada en enero pasado por fundación Sensibilidad por México, A.C., que propuso formar una sociedad tripartita entre la administración estatal, el municipio y la iniciativa privada para reconstruir el edificio, instalar equipo y contratar personal a fin de brindar servicios médicos de nefrología. Los gastos de operación correrían a cuenta de la fundación.

Sin embargo, el ayuntamiento presidido actualmente por Jerónima Toledo tenía otros planes. Fue la propia alcaldesa quien anunció recientemente que el edificio sería donado por el gobierno municipal a la Guardia Nacional, pues en el lugar ya trabajan alrededor de 60 elementos de dicha corporación, que se elevarán a 300 durante las siguientes semanas, para realizar la rehabilitación y acondicionamiento del inmueble. 

Hoy las voces de descontento por la decisión del ayuntamiento de San Cristóbal han comenzado a resonar ante la negativa de dar prioridad a la habilitación de un centro médico. El asunto apunta a convertirse en el inicio de una controversia que dará mucho de qué hablar durante las siguientes semanas y seguramente podrá nuevamente a Jerónima Toledo en el centro del inevitable debate… así las cosas.  

A %d blogueros les gusta esto: