Al momento
Inicio » Columnas » Lea la columna: Palabras Gordas de: Noé Juan Farrera Garzón

Lea la columna: Palabras Gordas de: Noé Juan Farrera Garzón

La gran oportunidad

Cuando se conoció la noticia que Paco Rojas participaría en las elecciones para la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez se encendieron los focos rojos, en palacio de gobierno, la instrucción fue, “hay que hacer todo para que no llegue”.

Paco Rojas fue el único aspirante y luego candidato que había ofrecido cárcel para Manuel Velasco y Fernando Castellanos, en caso de ganar la presidencia de Tuxtla, eso les encantaba a los tuxtlecos, manifestaban su aprobación en las redes sociales.

Desde las huestes del poder, se hizo todo para ponerle “piedritas” en el camino a Rojas e imposibilitarle el triunfo.

Crearon candidatos “independientes” para restarle votos, dejaron solo a Carlos Penagos que sabían perfectamente que era un mal candidato y que no refrendaría el triunfo del verde en la capital, en la recta final de la elección el discurso era, “preferimos que llegue Carlos Morales con el que se puede pactar, a que gane Paco”.

Hoy, Carlos Morales ya lleva días al frente de la comuna tuxtleca, para sorpresa de muchos iniciando con un discurso duro, pero que con sus actos lo ha venido suavizando, tan es así que ha comenzado a ratificar a funcionarios de Fernando Castellanos; ver para creer, repiten color y número en esta cuarta transformación de Tuxtla Gutiérrez, ¿con estos nombramientos podemos presumir que no todo era malo en la administración de Castellanos o que se están cumpliendo los pactos acordados en campaña?

Tuxtla primero

Tanto Carlos Morales como Paco Rojas tienen la gran oportunidad de ponerse de acuerdo, dejar a un lado orgullos, intereses, poses, etc. y pueden comenzar a hacer equipo para sacar adelante a esta ciudad, Paco ya fue alcalde, tiene experiencia y puede ser de gran ayuda en esta administración (si es que se quiere componerla) Carlos Morales trae todas las ganas de levantar de las ruinas en que esta la capital y se tiene que acuerpar con gente capaz, inteligente, innovadora, emprendedora, que quiera a la ciudad, los dos pueden hacer una excelente mancuerna, desde sus trincheras, dialogando, acordando, negociando y velando por Tuxtla, claro que habrá diferencias, discusiones, es lógico, pero la meta es una, la capital!.

Juntos pueden hacer grandes cosas, separados va ser como una cena de negros, que nada bueno va a dejar.

 

A %d blogueros les gusta esto: